Las maletas viajeras recorren la Localidad de Sumapaz

Dom, 03/03/2019 - 16:47
Las maletas viajeras
Dieciocho meses sembrando libros en el campo sumapaceño, trabajamos por extender los servicios bibliotecarios a lo largo y ancho del territorio

Las Maletas Viajeras hacen parte de la estrategia de extensión bibliotecaria buscando hacer llegar materiales de lectura a los habitantes del territorio sumapaceño, cuentan con una mini colección de cuarenta ejemplares para niños, jóvenes y adultos; al husmear los bolsillos los sumapaceños se encuentran con cuentos, novelas, historietas, poesía, historia de Colombia y la localidad; además nos piden que les llevemos títulos donde encuentren guías para emprender artes y oficios de su interés y fortalecer conocimientos en agroecología y medicina tradicional.

¿Si se llegan a perder esos libros, que hago?, ¿qué pasa si los niños los ensucian, los rayan o les dejan el almuerzo encima?, ¿si se mojan? eran las grandes preguntas de Enrique en la vereda Ánimas, la señora Patricia en Las Auras, Don Floro en Betania, Yamile Bibliotecaria Escolar del IED Colegio Campestre Jaime Garzón; en el momento en que Magnolia Caro, Auxiliar de la Biblioteca realizaba la presentación y les hacía la propuesta de coadyuvar nuestro trabajo por medio de las Maletas Viajeras.

Noticia_MaletaViajera3.jpg

Hoy, veinticinco Familias Sumapaceñas de las veredas San José, Nueva Granada, Tunal Alto, Tunal Bajo, Santo Domingo, San Juan, Toldo, Vegas, Lagunitas, Santa Rosa, Las Sopas, Las Ánimas, Las Auras, Nazareth, Raizal, Betania, Istmo, Tabaco, La Playa, Paquilo y Totuna Baja; vienen acompañando de manera voluntaria desde hace año y medio el trabajo que realiza la Biblioteca Público Escolar Sumapaz. Cada una de estas familias ha abierto a BibloRed y a sus vecinos las puertas de sus hogares y/o negocios, reconociendo la importancia de la lectura y con ello haciendo de los libros parte de nuestra cotidianidad.

Niños, jóvenes y adultos se acercan para ojear los libros, tomarlos prestados mientras visitan el lugar y en ocasiones hasta se los llevan a casa. La labor que cumplen los custodios de las maletas viajeras es guiar a los usuarios para que descubran la importancia de leer.

Noticia_MaletaViajera2.jpg

“Varios de los vecinos leen, hablan de lo leído, preguntan por libros específicos. La maleta les gusta mucho, ahora hablamos de otras cosas” nos cuenta la señora Irene de la vereda de Raizal; “El libro de Jaime Garzón no ha vuelto al bolsillo de la maleta, acá en Santa Rosa, anda de familia en familia” nos explica la señora Paola. “Tienen que traer libros de recetas colombianas, los ingredientes de esas recetas tienen nombres raros, por acá eso no se consigue” nos pide la señora Dora Alba en Capitolio. “Satanás,¿tienen ese libro?, ¿lo pueden traer a esta maleta?” pregunta Milena de la vereda San Juan en un mensaje de texto. “Esos libritos no son de ustedes, esos libritos son de las bibliotecas de Cajamarca en el Perú” dicen los abuelos refiriéndose a una donación que recibimos en febrero del 2018.

La Biblioteca acerca los libros a las veredas para mostrar la lectura como una puerta que se abre y nos lleva permanentemente al conocimiento.