Un mesías en el Páramo

Jue, 16/05/2019 - 16:15
Un mesías en el Páramo
Carlos Magdalena, el botánico y horticultor español conocido como el Mesías de las plantas, visitó la biblioteca de Sumapaz para conversar con los campesinos y estudiantes de la localidad sobre el cuidado del medio ambiente y la importancia del páramo

“Permíteme que me presente. Mi nombre es Carlos Magdalena y me apasionan las plantas”* así comienza su libro El Mesías de las Plantas, que más que libro es manifiesto, denuncia e invitación. Manifiesto por el cuidado del medio ambiente; denuncia por la despreocupación y la explotación desmedida de la flora del planeta, e invitación a reconocer el papel que cumplen las plantas en los ecosistemas y la enorme contribución que le hacen a la humanidad.

Carlos, o el Mesías de la Plantas, como lo bautizó un periodista español por sus capacidades para reproducir especies en nuevos entornos vegetales, visitó Bogotá para promocionar su libro en la pasada Feria del Libro de Bogotá. En su agenda, y como parte de la estrategia FILBo en la Ciudad, visitó uno de los 114 espacios de lectura que BibloRed tiene para la ciudad.

El encuentro con los lectores

Tras varios días en la feria, el autor visitó la única localidad enteramente rural de Bogotá para hablar con los usuarios de la Biblioteca de Sumapaz y estudiantes del PEAMA (Programa Especial de Admisión y Movilidad Académica de la Universidad Nacional de Colombia) nacidos en la ruralidad que realizan sus estudios en distintas áreas de las ciencias naturales y dedican sus esfuerzos al análisis y ejecución de procesos agrícolas y medio ambientales. Sin duda la oportunidad de encontrarse con este autor valió la espera, cuatro horas de viaje en las que el botánico español observó de cerca los frailejones y otras especies nativas del Páramo de Sumapaz, plantas que hasta el momento solo había visto en algunos de sus libros.

Encuentro con Carlos Magdalena N° 4.JPG

El botánico Carlos Magdalena inició la charla hablando sobre su vida, contándole a los estudiantes cómo logró su sueño de trabajar en uno de los centros de cuidado del medio ambiente más importantes del mundo, el Real Jardín Botánico de Kew en Londres. Allí logró realizar uno de los procesos que le valió el sobrenombre de Mesías, la reproducción de la casi extinta planta Café Marrón (proveniente de la Isla Rodrígues, que hace parte de las Mascareñas ubicada en el océano Índico) en un entorno diferente a su habitual. Magdalena señaló que su logro se dió gracias al ímpetu que siente al momento de alcanzar una meta, lo más importante, dijo, es sentir obsesión y pasión para alcanzar una meta, por lejana que parezca. Con esa frase cerró su primer encuentro, su intención era inspirar a los muchachos que tienen el privilegio de vivir y trabajar por uno de los ecosistemas más importantes de la tierra.

Más tarde, en la vereda de La Unión, el centro poblado en el que se encuentra la biblioteca, la charla tuvo lugar en el Gimnasio del Campo Juan de La Cruz Varela. Allí la preocupación ambiental, el reconocimiento a la sabiduría de los campesinos y la labor de los promotores de lectura de BibloRed para fomentar la educación ambiental fueron los temas de conversación. 

Con ellos el mensaje del autor fue claro: el amor por la labor de la tierra es fundamental para proteger el medio ambiente y el esfuerzo de los campesinos por cuidar el páramo, vital para el planeta. Lo dice en su libro, “un Mesías no puede transformar las actitudes sin partidarios que difundan el evangelio. Cuando se trata de la conservación, necesitamos entusiasmo, motivación y acción”*.

IMG_7526.JPG

Escuchar a los habitantes de Sumapaz trabajar en conjunto por el amor a su vocación enseña que hay que fomentar vías en las que se dé la oportunidad de generar un turismo controlado para acercar y educar al mundo sobre el páramo. ‘‘Cuando le das a las personas un recuerdo y una oportunidad de valorar lo que ven y lo que tienen, ellas actúan en pro de ello, hacen lo posible por cuidarlo, por saber y entender lo que vale’’, afirmó el Mesías.

La enseñanza de la educación ambiental se hace más importante hoy en día, enseñar a los más pequeños y cambiar los estereotipos de los adultos es una estrategia vital para la protección del medio ambiente. Crear cultura en torno a la interacción controlada de espacios ambientales como el de Sumapaz permite que las personas tengan una memoria y una conexión saludable con la naturaleza. El recorrido, como el libro de de Carlos Magdalena, es manifiesto, denuncia e invitación para que cada ciudadano aprenda, reconozca y trabaje por cuidar un bien de todos: la naturaleza.

“Quiero que este libro dé comienzo a ese cambio. Las personas necesitamos a las plantas y las plantas necesitan a las personas, y difundir ese mensaje comienza contigo y conmigo.”*

Encuentro con Carlos Magdalena_ N°1.JPG

*Fragmentos del libro El Mesías de las plantas, publicado por la Editorial Debate, que podrás encontrar pronto en BibloRed.